Para mi, montar en bicicleta ha estado presente desde que tengo memoria, también ha sido parte importante de la relación con mi esposa desde que la conocí, la primera invitación que le hice fue a montar en bicicleta, hoy casi 30 años después seguimos compartiendo esta pasión.

Les comparto por que creo que es una posibilidad que vale la pena explorar. Una de las grandes ventajas de salir a pedalear en una bicicleta de pedaleo asistido es el equilibrio de fuerzas, no importa que ella tenga mas fuerza, como en mi caso, o que tu tengas mas fuerza que ella, cuando sales en una bicicleta eléctrica de pedaleo asistido pueden pasear el uno al lado del otro permitiéndo que el motor equilibre las fuerzas y el paseo sea realmente en pareja.

Asumo que los que montamos en bici lo hacemos muchas veces por que nos desconecta, es un espacio personal que no necesariamente queremos compartir, el que cada uno quiera tener un espacio individual creo que es saludable, sin embargo, también creo que cuando se disfruta apasionadamente alguna actividad, es rico compartirla con alguien cercano como tu novia, tu compañero, tu esposa o con un amigo aunque sea de vez en cuando, lamentablemente esto se dificulta por que casi nunca las personas tenemos el mismo estado físico.

Como no se trata de llevar a una persona con quien queramos compartir la montada, a un territorio en el que no esté tan cómodo como nosotros, la bicicleta eléctrica se convierte en la mejor opción. Neutraliza la diferencia de estado físico y permite que se disfrute en armonía momentos que de otra manera sería incómodo o impensable.

Comencé a salir en bicicleta eléctrica solo, pero desde que le obsequié una a mi esposa, hacemos recorridos mas largos y mas gratificantes por caminos y senderos que de otra manera sería muy exigente realizar.

Recorridos que podrían ser una pesadilla, ahora se han convertido en paseos deliciosos. Largos recorridos pueden ser poco llevaderos si estás montando con alguien que es más fuerte que tú, esa diferencia puede restar disfrute a una montada tanto al fuerte como al que no lo es.

Pero ya sabemos que las diferencias se sufren de otro modo con una bicicleta eléctrica, ya que con estas es mucho mas sencillo dar un paseo agradable por el campo y luego disfrutar del atardecer con una bien merecida cerveza fria.

Lo ideal sería que todos los ciclistas pudieran tener una bicicleta eléctrica para que cada quien pueda pedalear a su ritmo, haciendo el esfuerzo que desee, sin generar brechas en disfrute o en tiempo, mientras este día soñado llega tendremos que aceptar que el mundo no es perfecto.

Ese día el potencial de los ciclistas se igualará, se podrán hacer paseos en pareja o con amigos en los que todos hagan ejercicio, compartan y afronten retos que de otra manera serían impensables.

Es una oportunidad que se nos abre a todos de disfrutar de la pasión de andar en bicicleta y de compartirlo para hacer de esta experiencia algo mas agradable, con tu esposa, tu mejor amigo, tu papá o con tu hijo, tu decides.

La idea no es renunciar al oasis de privacidad que nos da la práctica de nuestro deporte favorito, es abrir la mente a nuevas posibilidades.

Deja tu comentario

Sin comentarios

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparte este post

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Entradas de blog recomendadas